Historia

En el año 1964 se fundó la empresa Constructora Calaf dedicada inicialmente a la construcción de viviendas en el ámbito local. Desde entonces ha ido evolucionando año tras año. A partir de los años 70 se diversificaron las actividades apostando por la obra pública, la rehabilitación y el suministro de aguas a varios núcleos urbanos. Con el nuevo siglo se llegó a un punto de inflexión definitivo en la diversificación, convirtiéndose en una constructora más generalista; con una menor dependencia del cliente público y con un fuerte aumento de la actividad. Pero en el 2010, en plena crisis y con la tercera generación familiar incorporada en la gestión, había que hacer una clara apuesta: profesionalización, especialización e internacionalización. Todo ello sin perder los valores del esfuerzo, el compromiso y la apuesta por el territorio.